ANPCA INSTA A LA COMISIÓN EUROPEA A ADOPTAR LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA EVITAR LA SUBIDA DEL ARANCEL AL AJO EUROPEO POR PARTE DE BRASIL

ANPCA INSTA A LA COMISIÓN EUROPEA A ADOPTAR LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA EVITAR LA SUBIDA DEL ARANCEL AL AJO EUROPEO POR PARTE DE BRASIL

La Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo, ANPCA, remitió el día 12 de marzo, a través de sus representantes en Bruselas, FruitsVegetablesEurope (EUCOFEL), un escrito al Comisionado de Agricultura y Desarrollo Rural de la U.E., Phil Hogan y a la Comisionada de Comercio de la U.E., Cecilia Malmstrom, donde muestra su preocupación por la grave repercusión que puede tener la decisión unilateral del gobierno de Brasil de elevar el arancel al ajo europeo un 19% como represalia a las medidas de salvaguarda adoptadas por la U.E contra el acero brasileño.

En este escrito, ANPCA muestra su preocupación ante esta situación debido a la importancia del mercado brasileño para el sector ajero europeo, así como lo importante que es este cultivo social como fijador de población en el medio rural dentro de la política agraria europea.

El pasado 18 de febrero, el gobierno brasileño comunicó a la Organización Mundial del Comercio su intención de elevar los aranceles de entrada a un total de 36 productos europeos importados a su país. Estos nuevos aranceles vienen motivados en respuesta de la aplicación de las medidas de salvaguardia adoptadas por la Unión Europea contra el acero brasileño. Entre estos productos afectados, se encuentra el ajo europeo, al que el gobierno brasileño propone elevar el arancel un 19%. Tras la comunicación a la OMC, Brasil dispone de 30 días para hacer efectivos estos nuevos aranceles.

ANPCA, tuvo conocimiento de esta situación el martes 19 de febrero y desde ese momento, a través de sus representantes en Bruselas, FruitsVegetablesEUROPE, remitió un escrito a D.G Trade y D.G Agri para solicitar una aclaración sobre la situación. En su respuesta, D.G. Trade informó que la decisión del Gobierno de Brasil ha sido recurrida ante la OMC al considerarla totalmente desproporcionada y no ajustada a las reglas de esta institución. Las medidas aplicadas por Brasil se sustentan en el Art. 8.2 del Acuerdo de Salvaguardia y son completamente ilegales ya que no cumplen, entre otros aspectos, con el plazo de 3 años que establece el acuerdo para probar el daño económico de las medidas impuestas por la Comisión.

ANPCA también puso en conocimiento de este hecho a Clara Eugenia Aguilera, Eurodiputada y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, que mostró su total apoyo al sector elevando una pregunta a la Comisión Europea sobre la situación creada.

Las cifras de exportación de Europa a Brasil representan el 12% del total de las exportaciones de UE de ajo en los últimos 3 años, con una cifra media de exportación superior a los 15 millones de kilos exportados a este país. Además, representa un mercado de especial interés para el ajo europeo ya que las exportaciones comienzan con la nueva campaña de cosecha, lo que permite que la oferta de producto nuevo no sature la demanda interna europea y estabilice los precios de la nueva campaña. La pérdida de este mercado para los productores europeos causaría un grave perjuicio a un sector que ya se encuentra muy afectado por la crisis de sobreproducción China y el veto ruso en los últimos años. Por ello ANPCA insta a las instituciones europeas a adoptar las medidas oportunas para que esta propuesta de arancel no entre en vigor.

ANPCA CONSIDERA INACEPTABLES LAS DECLARACIONES REALIZADAS POR CC.OO. SOBRE EL FRAUDE EN EL SECTOR DEL AJO.

La Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajos, ANPCA, muestra su total rechazo a las declaraciones realizadas en el día de ayer por los representantes de sindicato CC.OO. Industria en referencia a la generalización del fraude en el sector del ajo. ANPCA, a través de esta nota de prensa, quiere recordarle al sindicato que el sector del ajo es principal para la economía rural de la Castilla-La Mancha, dando lugar a la creación de más de 3.000 puestos de trabajo directos en la región, y generando más de 500.000 jornales anuales en los diferentes procesos por los que el ajo atraviesa desde su siembra hasta la puesta a disposición del consumidor final.

De igual manera, ANPCA recuerda que actualmente las empresas del sector se encuentran bajo supervisión y control directo de la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social de cada una de las provincias donde desarrollan su actividad, incluso con campañas específicas de control por parte de este organismo y en las cuales, las incidencias detectadas han sido mínimas y subsanadas con la mayor celeridad posible, como así lo demuestran los resultados expuestos en las Comisiones de Flujos Migratorios celebrados en las diferentes subdelegaciones provinciales del gobierno cada año y en las cuales, tanto este sindicato como ANPCA están presentes.

Además de este control, la mayoría de las empresas del sector optan, de manera totalmente voluntaria, por acreditarse con la certificación GLOBALGAP GRASP, que asegura, además de la aplicación de las buenas prácticas agrícolas del producto desde el campo hasta la mesa, el cumplimiento de unas buenas prácticas sociales en la explotación, abordando temas específicos relativos a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores.

Desde nuestra Asociación, animamos a CC.OO. a realizar las denuncias oportunas que considere necesarias en defensa de los trabajadores, no sólo del sector del ajo, sino de todos los sectores existentes, pero consideramos una campaña de desprestigio social intolerable la presentada ante los medios de comunicación por este sindicato, siendo un ataque directo a un cultivo social que, dado el amplio volumen de mano de obra que utiliza y de número de puestos de trabajo que crea, siempre tiene márgenes de mejora, pero que es de vital importancia para la economía de nuestra región. ANPCA representa actualmente a más de 1.800 productores y a las 61 empresas más importantes de comercialización de ajo en España que en su conjunto suponen el 73% del total de la producción comercializada en nuestro país, alcanzando una superficie de cultivo de 12.740 has acreditadas. Estas cifras convierten a esta Asociación en el referente del sector, tanto a nivel de comercialización como de producción.